Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
  615 85 25 76
secretaria@fisiofocus.com

Combinar chanclas con otros zapatos en verano - 25/7/2017

Compartir este artículo:

Con la llegada del verano los pies de hombres y mujeres quedan al descubierto con el uso de las chanclas, para así soportar mejor el calor. Pero este tipo de calzado también aporta a nuestro cuerpo y en la parte de los pies y tobillo varias desventajas que pueden provocarnos distintas tendinopatías o dolencias.

Las ventajas que nos proporciona este calzado son evitar el contagio de hongos y también las quemaduras, tanto en la playa, como en la piscina, como en las duchas de ambos sitios.

Las chanclas son un calzado fresco y cómodo que todos utilizamos durante el verano pero su uso excesivo puede desencadenar en distintas dolencias.

 

 ¿Cómo nos afecta el uso excesivo de chanclas?

Las chanclas provocan un aplanamiento de la planta del pie, debido a su forma totalmente plana y además no sujetan ni estabilizan la zona del tobillo.

Como se trata de un calzado muy plano el peso corporal no se reparte de forma adecuada a lo largo de la planta del pie y provoca una mayor tensión en la parte posterior de la pierna, en el tríceps sural. También puede provocar dolores en la rodilla, la cadera y la espalda.

La carga de tensión en la zona del tríceps sural desencadena la fascitis plantar, ya que los músculos que lo forman se insertan en el tobillo a través del tendón de Aquiles, a causa de la excesiva tensión, hacen que la fascia también aumente su tensión y sufra, provocando al mismo tiempo inflamación y dolor.

Durante el resto del año, tampoco son recomendables los cambios bruscos entre calzado de deporte y tacón alto, es decir, con zapatos de diferente altura, ya que estos cambios debilitan el tendón de Aquiles.

 

¿Qué zapato llevar en verano?

Para escoger el tipo de calzado adecuado para el verano debemos tener en cuenta algunos aspectos:

  • Una altura de la parte del tacón de unos 5 centímetros y que tenga flexibilidad en esta parte
  • El material con el que esté compuesto que sea de fácil transpiración, como la piel o el cuero, y evitar los zapatos de plástico
  • Con cierre en la parte del tobillo, que recoja el talón y el ante pié y nos proporcione estabilidad

Es importante cuidar esta parte de nuestro cuerpo ya que soporta todo nuestro peso a lo largo del día y están expuestos a agresiones continuamente, por eso debemos prestarles la atención debida y cuidar de ellos.



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.