Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
  615 85 25 76
secretaria@fisiofocus.com
× Cursos presenciales Postgrados Fisiofocus TV Jornadas Conferencias +Fisiofocus Contactar
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

Fisioterapia y cefalea tensional - 22/3/2018

Compartir este artículo:

La cefalea tensional es una patología de muy alta prevalencia en la sociedad occidental, representando el segundo motivo de consulta médico más demandado, después del dolor de espalda.

En términos epidemiológicos, el 40% de los adolescentes sufren de dolor de cabeza. En adultos, entre el 60% y el 80% de sufrirán cefalea en los próximos 12 meses. De estos, el 70% relatarán cefalea asociada a dolor cervical.

 

Con estos datos se hace evidente que el dolor de cabeza, y en especial la cefalea tensional, se ha convertido en un problema de salud pública a escala global.

 

Existen varios tipos de dolor de cabeza, desglosándose principalmente en cefaleas primarias y cefaleas secundarias.

La cefalea tensional es una cefalea primaria, y es la más común.

 

La cefalea tensional es el dolor de cabeza asociado al síndrome de dolor miofascial provocado por los puntos gatillo miofasciales de algunos músculos craneocervicales y craneomandibulares.

 

El punto gatillo es un nódulo hipersensible a la palpación que se encuentra en la banda tensa del músculo somático. Dicho punto gatillo puede provocar dolor de tipo referido a distancia, además de provocar fenómenos autonómicos. Esto significa que algunos músculos craneocervicales pueden, además de provocar cefalea, añadir otros síntomas como mareo, náusea, inestabilidad, falta de concentración o irritabilidad.

 

Los puntos gatillo miofasciales (PGM) se diagnostican palpando el músculo de una manera muy precisa, buscando reproducir el dolor del paciente.

La musculatura entra en disfunción básicamente por 3 elementos:

  • Sobreestiramiento
  • Contracción mantenida / brusca
  • Estar bajo compresión

Estos elementos pueden provocar hipoxia y la sensibilización del músculo, activando una sopa inflamatoria a nivel celular en el que intervienen varias proteínas proinflamatorias (bradiquinina, sustancia P, CGRP).

Mediante una exploración física detallada valoraremos y diagnosticaremos los PGM asociados a la cefalea tensional.

Una vez hallado, la desactivación de dichos PGM se puede realizar de forma conservadora o invasiva, mediante punción seca.

La evidencia científica demuestra que la fisioterapia manual más ejercicio terapéutico brinda resultados muy positivos.

 

La integración de la evidencia científica, el protocolo de exploración / valoración y el tratamiento específico de la región craneocervical y craneomandibular otorga al fisioterapeuta las herramientas óptimas para tratar correctamente a los pacientes con cefalea tensional.

 

Referencias bibliográficas:

  • www.ihs-headache.org
  • WorldHealthOrganization, Lifting theBurden (2011). Atlas of HeadacheDisorders and Resources in theWorld 2011. WorldHealthOrganizationPress: Geneve. ISBN: 9789241564212. 
  • Stovner LJ, Andree C. (2010). Prevalence of headache in Europe: a reviewfortheEurolightproject.Thejournal of headache and pain 11(4):289-99.
  • Bendtsen, L, Fumal, A, Schoenen, J. Tension-typeheadache: Mechanisms. HandbClinNeurol 2010; 97: 359–359.
  • Lavelle, ED, Lavelle, W, Smith, HS. Myofascialtriggerpoints. AnesthesiolClin 2007; 25(4): 841–851
  • Kalichman, L, Vulfsons, S. Dryneedling in themanagement of musculoskeletalpain. JABFM 2010; 23(5): 640–646

 

Fernando Ruiz Lotero



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.