Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
  615 85 25 76
secretaria@fisiofocus.com
Acceso campus
Cursos presenciales Cursos online
× Cursos presenciales Postgrados Cursos online Fisiofocus TV Jornadas Conferencias +Fisiofocus Contactar Acceso campus Fisiofocus - Internacional
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

Los beneficios del ejercicio en el embarazo - 19/12/2019

ejercicio-embarazo-crop
Compartir este artículo:

Durante el embarazo es frecuente sentirse más cansada o tener pequeñas molestias. Una buena forma de combatirlo es hacer deporte, los expertos coinciden en que realizar algún tipo de ejercicio en el embarazo es la mejor forma de mantener la flexibilidad corporal, controlar el aumento de peso o reducir el estrés.

Por supuesto, no se trata de comenzar un entrenamiento físico exhaustivo. Si normalmente no se realizar deporte, el embarazo no es el mejor momento para empezar, pero sí se debe evitar la inactividad durante estos 9 meses en estado.

A continuación comentamos algunos de los beneficios de realizar ejercicio durante el embarazo:

  • Contribuye al fortalecimiento de los músculos, reduciendo las incomodidades típicas de los cambios corporales.
  • Mejora la calidad del sueño y asegura un mejor descanso.
  • Ayuda a reducir dolores y tensiones musculares propias del estado.
  • Puede reducir el riesgo de complicaciones durante el embarazo y el parto.
  • Reduce el estrés y ayuda a controlar la ansiedad.
  • Controla el aumento de peso.

Mejores ejercicios en el embarazo

  • Caminar: es una de las mejores actividades cardiovasculares que se pueden realizar.  Caminando se previene la hinchazón de piernas y pies, y tan solo es necesario tener calzado y ropa cómodos para comenzar.
  • Actividades en el agua: la natación es uno de los ejercicios más recomendados por los expertos durante el embarazo. Ayuda a trabajar los músculos, previene la hinchazón y reduce el riesgo de padecer dolor de espalda.
  • Bailar: como ejercicio aeróbico de bajo impacto, fortalece el corazón, tonifica los músculos y mejora el ánimo.
  • Yoga: mejora la postura corporal y ayuda a prevenir dolores de espalda. Para no correr riesgos, siempre debe hacerse bajo supervisión de profesores especializados en el yoga durante el embarazo.
  • Pilates: presenta beneficios similares al yoga. También es recomendable acudir a un centro especializado en pilates para embarazadas para evitar posturas inadecuadas.
  • Estiramientos y ejercicios terapéuticos: también se puede optar por un plan de estiramiento o ejercicios preparados por un experto.

Siempre se debe consultar al médico el plan de ejercicio que se quiere realizar, es muy importante tener en cuenta las limitaciones de cada caso para evitar correr riesgos. Si te sientes más segura y no quieres realizar ejercicio sola, existen centros y gimnasios que cuentan con orientación específica en actividades físicas para embarazadas.



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.