Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
× Cursos presenciales Cursos online Fisiofocus TV Jornadas Conferencias +Fisiofocus Contactar Acceso Campus Fisiofocus - Internacional
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

Beneficios del ejercicio terapéutico para la salud - 7/11/2019

beneficios-ejercicio-terapeutico
Compartir este artículo:

El ejercicio terapéutico comprende un tipo de prácticas concretas que contribuyen a corregir dolencias corporales, aliviar síntomas, favorecer la recuperación de lesiones y frenar el deterioro de la salud física.

Este tipo de actividades deben estar prescritas por un profesional y pueden ser tanto ejercicios a nivel global, como específicos de diferentes partes del cuerpo, en función del estado físico y las necesidades de cada paciente.

Objetivos del ejercicio terapéutico:

El principal objetivo de una rutina de ejercicio terapéutico es alcanzar el nivel óptimo de movimientos corporales, patrones, posturas y actividades físicas. Concretamente los ejercicios son diseñados con los objetivos de:

  • Mejorar y/o restaurar la función física del paciente.
  • Evitar la pérdida de la función.
  • Restablecer las capacidades funcionales afectadas.
  • Prevenir y disminuir la discapacidad motriz.
  • Contribuir al mantenimiento de la forma física y a un mejor estado general de salud.

Principales beneficios del ejercicio terapéutico:

Puede pensarse erróneamente que los beneficios del ejercicio terapéutico son solo visibles durante la rehabilitación de pacientes. No obstante, también es un gran aliado para mejorar el estado físico general del receptor.

Estos son los principales beneficios de su práctica:

  • Agiliza la recuperación de una lesión física.
  • Mejora de la movilidad y el equilibrio.
  • Previene lesiones físicas, incluido las deportivas.
  • Reduce o elimina dolores musculares y articulares.
  • Reduce y previene problemas físicos relacionados con el envejecimiento o estados de salud puntales, como el embarazo, el postparto, etc.
  • Puede llegar a evitar la cirugía en muchas ocasiones, o contribuye a una recuperación postquirúrgica más rápida y eficaz.
  • Colabora en la adquisición de buenos hábitos posturales.
  • Ayuda a la disminución del estrés, la depresión y la fatiga.
  • Trabaja y mejora la capacidad respiratoria.
  • Mejora la calidad del sueño.

Finalmente, insistir en que para asegurar la eficacia del tratamiento es muy importante que se sigan en todo momento las directrices del profesional, respetando los tiempos de ejercicios y de reposo.

Si quieres profundizar más no te pierdas la ponencia del fisioterapeuta Alberto Sánchez: "Ejercicio terapéutico, la necesidad de tratar fuera de la camilla”



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.