Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
  615 85 25 76
secretaria@fisiofocus.com
Acceso campus
Cursos presenciales Cursos online
× Cursos presenciales Postgrados Cursos online Fisiofocus TV Jornadas TFG +Fisiofocus Contactar Acceso campus Fisiofocus - Internacional
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

¿Cómo trabajar la fuerza en fisioterapia? - 18/2/2020

fuerza-muscular
Compartir este artículo:

Uno de los objetivos habituales cuando se comienza una rutina de entrenamiento físico es trabajar o recuperar la fuerza muscular. Para hacerlo de forma correcta, este entrenamiento debe contemplar ejercicios de resistencia progresiva, si se quiere conseguir un buen estado físico y prevenir posibles lesiones.

Desde el punto de vista fisioterapéutico, el trabajo de fuerza es un elemento fundamental en la prevención y tratamiento de las enfermedades crónicas no transmisibles. Un entrenamiento clínico supervisado por un fisioterapeuta disminuye la debilidad muscular y es un método efectivo para aumentar la masa muscular y la fuerza.

¿Qué es fuerza muscular?

La fuerza muscular puede denominarse como la capacidad de un músculo de generar tensión ante una resistencia o carga, es decir, la capacidad de levantar o mover un peso determinado mediante la contracción muscular. Esta fuerza representa la máxima tensión que es capaz de desarrollar el músculo y se puede medir en kilogramos.

¿Cómo se trabaja esta fuerza?

Existen diversos tipos de contracción muscular, pero principalmente se trabaja con los tres tipos que definimos a continuación:

  • Contracción concéntrica: en esta contracción la fuerza que ejerce el músculo es mayor a la de la resistencia, por lo tanto el músculo se acorta.
  • Contracción excéntrica: en este caso la fuerza es mayor a la fuerza que puede llegar a producir el músculo y por eso se alarga.
  • Contracción estática o isométrica: iso, quiere decir igual y métrica, medida; Es decir en este tipo de contracción la fuerza que genera el músculo es igual a la de la resistencia.

Por qué trabajar la fuerza con fisioterapia

Los métodos y las herramientas para trabajar la fuerza son muy variados y cada uno tiene unas ventajas concretas según se quiera trabajar la musculatura corporal de forma concreta o globalizada.

Un fisioterapeuta especializado valorará las condiciones físicas y posibilidades de cada paciente, esto le permite diseñar un entrenamiento terapéutico personalizado, en función de los objetivos que se quieren conseguir.



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.