Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
× Cursos presenciales Postgrados Fisiofocus TV Jornadas +Fisiofocus Contactar Acceso Campus
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

Dolor de espalda durante el embarazo - 21/3/2019

lumbalgia-embarazo_crop
Compartir este artículo:
Cursos relacionados

Durante el embarazo, y más concretamente en el tercer trimestre de la gestación, es muy común sufrir dolores de espalda, en especial en la zona lumbar. Este dolor afecta a casi el 50% de las mujeres embarazadas convirtiéndose en uno de los enemigos de muchas embarazadas al aparecer en su día a día.

Este dolor es debido a 2 factores: la hipermovilidad articular a causa de la hormona relaxina, necesaria para el feto y para facilitar el parto, y la postura que se adopta después del crecimiento del útero y la distensión o separación de los músculos de la zona abdominal. Si a estos dos factores le sumamos un aumento de peso en el vientre provocará, en la mayoría de los casos, un aumento de la curvatura de la zona lumbar, así como una debilitación del suelo pélvico. Ambos hechos provocarán que el centro de gravedad varíe e implicará aumentar la curvatura de las lumbares.

Es muy importante que los dolores lumbares no se cronifiquen ni se alarguen tras el parto, ya que aumentan las probabilidades de sufrir incontinencia urinaria.

Para prevenir y aliviar los dolores de espalda se pueden realizar algunas actividades como son: ejercicios de control postural, natación y pilates para embarazadas, así como acudir a un fisioterapeuta especializado en fisioterapia uroginecológica y obstetricia para qué valore cada caso concreto y dé el mejor diagnóstico.

 

5 recomendaciones durante el embarazo

  • Higiene postural: no olvides mantener una correcta postura tanto tumbada, sentada o cuando estés de pie, una buena manera es cambiando de postura frecuentemente, para evitar adoptar malos hábitos.
  • Calzado: durante esta etapa se debe intentar evitar los tacones altos ya que aumentan los desequilibrios musculares, mejor optar para llevar un calzado cómodo.
  • Ejercicio físico: no dejes de hacer ejercicio aunque estés embarazada. Es importante descansar cuando lo necesites pero no debes olvidar moverte también en la medida de lo posible, a menos que el ginecólogo te recomiende reposo absoluto.
  • Relajación: aprender técnicas de relajación que te serán de ayuda en momentos que puedas tener molestias, durante el parto con las contracciones y también para el postparto.
  • Dormir: intenta dormir de costado, con las rodillas ligeramente flexionadas y, a ser posible, con una almohada entre ellas.

Un fisioterapeuta especializado en uroginecología podrá ayudarte y personalizar el tratamiento a seguir en tu día a día para conseguir aliviar y, en el mejor de los casos, hacer desaparecer, el dolor lumbar durante el embarazo.



Compartir este artículo:
Cursos relacionados
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.