Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
× Cursos presenciales Fisiofocus TV Jornadas +Fisiofocus Contactar Acceso Campus
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

Fisioterapia en las disfunciones sexuales - 24/1/2019

laura-fisiosexologia_CROP
Compartir este artículo:

La sexualidad es un aspecto central del ser humano que se vivencia y se expresa a lo largo de toda la vida, estando por tanto influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, político-culturales, éticos, legales, históricos y religiosos.

La respuesta sexual humana (RSH) abarca las manifestaciones psicofisiológicas asociadas a la realización de actos sexuales y requiere de una respuesta fisiológica integrada. La RSH se explica a partir de modelos lineales por fases y modelos no lineales o cíclicos. Estos últimos modelos, como el presentado por R. Basson (2001), reflejan mejor la respuesta sexual en la mujer ya que, al contrario de los modelos lineales, hay una influencia recíproca entre las diferentes fases que se refuerzan las unas a las otras.

La RSH está en estrecha vinculación con el sistema nervioso autónomo, la mecánica pelviperineal y la fisiología uroginecológica. Por todo ello, gracias a la fisioterapia, las algias coitales (como la dispareunia y el vaginismo) o la anorgasmia pueden verse beneficiadas.

La dispareunia se caracteriza por el dolor asociado al coito. Y en su forma más severa hablamos de vaginismo, disfunción sexual en la que es imposible la penetración vaginal durante las relaciones sexuales. Los aspectos a trabajar en consulta incluyen:

  • Educación sexual de la paciente.
  • Fomentar el autoconocimiento de sus estructuras genitales.
  • Trabajar los patrones posturales.
  • Normalizar las tensiones en diafragmas (orofaríngeo, torácico y pélvico).
  • Trabajar la propiocepción del suelo pélvico.
  • Integrar la respiración con postura y suelo pélvico.
  • Inhibir el reflejo condicionado.
  • Desensibilización vulvar.
  • Dilatación gradual vaginal.
  • Normalización de las tensiones miofasciales adyacentes y distales.

La anorgasmia es la dificultad o imposibilidad de desencadenar el orgasmo dentro de la respuesta sexual. Su etiología es multifactorial y las anorgasmias secundarias a trastornos neurovasculares, endocrinos o psicoemocionales suelen presentar comorbilidad con trastornos de la evacuación o déficits funcionales del complejo miofascialpelviperineal. El tratamiento de la anorgasmia en fisioterapia incluye:

  • Educación sexual de la paciente y pedagogía simple sobre la fisiología del orgasmo.
  • Fomentar el autoconocimiento de sus estructuras genitales.
  • Trabajar técnicas de relajación y focus in.
  • Asegurar la función erótica de los músculos bulboesponjoso e isquiocavernoso, los cuales se insertan en el cuerpo cavernoso del clítoris e incrementan la respuesta del reflejo sensoriomotor (contracción del suelo pélvico durante el orgasmo).

La fisioterapia aporta numerosas técnicas manuales y físicas que aseguran una óptima vascularización local genital (erección) y general (transporte hormonal), una movilidad lumbopélvica con libertad articular y una adecuada respuesta neurovegetativa, pilares básicos para que se desencadene la respuesta orgásmica.



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.