Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
  615 85 25 76
secretaria@fisiofocus.com
× Cursos presenciales Postgrados Fisiofocus TV Jornadas TFG Conferencias +Fisiofocus Contactar
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

La importancia de una buena valoración en sedestación - 25/1/2018

Compartir este artículo:

La sedestación es una acción dinámica, no estática, que comporta acciones propioceptivas, estrategias posturales y movimientos de compensación. Influye de forma similar a la bipedestación ya que mejora la relación con el medio y la fisiología general, pero está misma puede ser patógena y provocarnos lesiones en tejidos superficiales o profundos, aumentar desalineaciones, potenciar posibles desequilibrios musculares o dificultar procesos vitales. Esta es la razón por la cual debemos tener en cuenta la sedestación como una terapia en sí. 

Será muy importante realizar una buena valoración en sedestación para detectar patrones asimétricos de nuestros usuarios, compensaciones y tipo de sedestación en cada momento para poder lograr un buen posicionamiento en la silla.

El punto clave de donde debemos partir en cualquier valoración de sedestación es en una buena exploración pélvica. Debemos evaluarla desde diferentes planos (frontal, sagital y transversal) para detectar todos los mecanismos de acción que están interfiriendo sobre la pelvis. Será muy importante detectar en plano frontal si existe un comportamiento hemipélvico o si por el contrario tenemos una basculación pélvica ( % muy reducido de los casos) y por lo tanto un bloqueo de la pelvis o en plano sagital detectar en que momento tenemos una pelvis en retroversión (posición de descanso) o anteversión (posición de activación). Debemos tener claro que la posición neutra de 90º ya nos lleva a una retroversión pélvica porque los isquiones están por delante de la columna.

De igual forma, una vez logremos un buen posicionamiento debemos ser capaces de realizar un trabajo activo del tronco para mejorar funcionalidad, enderezamiento axial y activación de determinados grupos musculares.

 

Ònia Alonso



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.