Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
  615 85 25 76
secretaria@fisiofocus.com
Acceso campus
Cursos presenciales Cursos online
× Cursos presenciales Cursos online Fisiofocus TV Jornadas Webinars +Fisiofocus Contactar Acceso campus Fisiofocus - Internacional
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

Principales disfunciones anorrectales - 5/3/2020

disfunciones-anorrectales
Compartir este artículo:

Las disfunciones anorrectales afectan al 15-20% de la población y la mayor parte de estos casos son como consecuencia de alteraciones en el suelo pélvico. El difícil diagnóstico y tratamiento de este tipo de disfunciones lo convierten en un verdadero reto clínico donde la fisioterapia colopractológica tiene un papel de relevancia.

Anatomía y fisiología anorrectal

El recto y el canal anal forman parte del final del aparato digestivo, son el lugar donde se almacenan las heces y posteriormente son evacuadas al exterior. Esta parte de la musculatura de nuestro cuerpo actúa como mecanismo de cierre controlado, que es quien ejerce la continencia y la evacuación de los restos fecales.

La alteración en alguno de estos mecanismos puede provocar disfunciones en los pacientes, como por ejemplo, incontinencia de gases y/o heces, fisura anal, estreñimiento crónico o algias perineales sin causa.

Las principales disfunciones anorrectales

  • Incontinencia fecal: se define como la pérdida involuntaria de heces (solida o líquida) que afecta a pacientes mayores de 4 años durante un tiempo continuado. Estreñimiento crónico es la dificultad o imposibilidad de expulsar las heces durante un largo periodo de tiempo.
  • Algias perineales: normalmente éstas aparecen durante el parto.
  • Fisura anal: rotura en la zona del canal anal. Se considera crónica si tiene una duración superior a 8 semanas.
  • Síndrome del elevador del ano: dolor anorrectal constante.
  • Hemorroides: es de los problemas anorrectales más comunes, se producen cuando las estructuras comunes del canal anal sangran y/o sobresalen.

¿Cómo  contribuye la fisioterapia?

La rama fisioterapéutica coloproctológica contribuye de manera activa en la valoración y la rehabilitación de pacientes con disfunciones anorrectales. Cada vez más los fisioterapeutas colaboran con expertos en gastroenterología para encontrar el mejor procedimiento en función de la patología.

Está demostrado que la fisioterapia es muy eficaz en el tratamiento de este tipo de disfunciones digestivas, como por ejemplo, el biofeedback, la electroestimulación, o el balón rectal. Además crece la demanda de otro tipo de tratamiento de otras ramas como la reeducación visceral o del suelo pélvico.



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.