Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
  615 85 25 76
secretaria@fisiofocus.com
× Cursos presenciales Postgrados Fisiofocus TV Jornadas +Fisiofocus Contactar
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

Terapia Manual Ortopédica en hombro y rodilla - 1/3/2018

Compartir este artículo:

La terapia manual ortopédica o TMO es la disciplina en fisioterapia manual encargada de valorar y tratar las disfunciones musculoesqueléticas del aparato locomotor. Dicha disciplina queda amparada bajo la WorldConfederation of PhysicalTherapy como especialidad curricular en fisioterapia.

La TMO no es solo aplicar fuerzas a las articulaciones. La TMO se basa en el empleo de la mejor evidencia científica enmarcada dentro del enfoque biopsicosocial, conducida por un razonamiento clínico crítico y consensuado con el paciente.

De esta forma la aplicación de la terapia manual se realizará basado en las pruebas específicas / tests especiales con la mejor sensibilidad y especificidad según la anamnesis detallada del paciente. Con ello, el fisioterapeuta tomará las decisiones más acertadas para generar una hipótesis diagnóstica.

La TMO ofrece soluciones específicas para cada tipo de tejido: movilizaciones y manipulaciones para las articulaciones y discos, técnicas neuromusculares para el tejido miofascial, y el empleo de ejercicio terapéutico para mejorar el control motor y la propiocepción. La educación del paciente también es una parte fundamental del plan de tratamiento para empoderar al paciente de su condición, aparte de modular posibles banderas amarillas.

La TMO orientada a rodilla y hombro está orientada al fisioterapeuta que quiere ofrecer tratamientos manuales altamente especializados a pacientes con patología ortopédica.

En el caso de la TMO de rodilla, empleamos “cluster” o batería de pruebas orientadas a la disfunción del tejido a testar. Según los resultados obtenidos, la terapia se aplica orientada a la mejora de las propiedades mecánicas y fisiológicas del tejido. Como ejemplo cuando un clúster de tests da positivo para partes blandas, el tratamiento irá encaminado a mejorar la biomecánica y fisiología de ligamentos y cápsula, vía masaje transverso, masaje fricción, punción de puntos “tender”, bombeos rítmicos de baja y media amplitud o propiocepción.

En el caso de la TMO de hombro seguiremos los mismos parámetros. Por ejemplo, cuando el clúster de tests orientados a la estabilidad del manguito de los rotadores, y resulta positivo el tendón del supraespinoso, realizaremos maniobras de recentraje de la articulación glenohumeral para orientar la glena; desactivación de los posibles puntos gatillo miofasciales del vientre muscular; ejercicio concéntrico de baja intensidad y estiramientos excéntricos si el estado del tendón es el adecuado; además de mejorar la mecanosensibilidad del nervio supraescapular mediante deslizamientos neurales.

Vemos pues que la TMO es una disciplina segura, efectiva y evidenciada. El fisioterapeuta manual podrá ofrecer así diagnósticos y tratamientos especializados a pacientes con patologías y disfunciones musculoesqueléticas.

 

Referencias:

  • www.wcpt.com
  • www.ifomt.org
  • Begovic, Haris; Zhou, Guang-Quan; Schuster, Snjezana. The neuromotor effects of transversefrictionmassage // Manual Therapy, 26 (2016) 70-76.
  • Fredericson, M, Yoon, K. Physicalexamination and patellofemoralpainsyndrome. Am J PhysMedRehabil 2006; 85: 234–243.
  • Jayaseelan, D. J., Kecman, M., Alcorn, D., & Sault, J. (2017). Manual therapy and eccentricexercise in themanagement of Achillestendinopathy. Journal of Manual and ManipulativeTherapy, 25 (2).

 

Fernando Ruiz Lotero



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.