Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.
× Cursos presenciales Cursos online Fisiofocus TV Jornadas Conferencias +Fisiofocus Contactar Acceso Campus Fisiofocus - Internacional
  615 85 25 76 | secretaria@fisiofocus.com

¿Qué masaje deportivo se debe aplicar? - 17/10/2019

masaje-deportivo-crop
Compartir este artículo:

El masaje deportivo es una herramienta más que utilizan los fisioterapeutas para complementar el tratamiento de ciertas patologías. El masaje deportivo puede ser de gran utilidad para recuperar, rehabilitar o hasta prevenir y combinado con otras técnicas será el aliado perfecto para el deportista de élite y el amateur.

Este tipo de masaje es completamente distinto de un masaje relajante, ya que tiene finalidades como preparar y/o recuperar la musculatura, a través de este masaje se consigue aumentar el rendimiento deportivo considerablemente.

¿Cuáles son los objetivos?

  • Prevenir posibles lesiones futuras mejorando el estado físico
  • Mantener un función corporal correcta
  • Restaurar y poder obtener un tono adecuado así como la eliminación de residuos de tipo metabólico
  • Tratar las alteraciones y patologías de tipo muscular

¿Qué tipos hay?

Dentro de los masajes deportivos encontramos cuatro grandes variedades que se realizarán según el momento en el qué se encuentre el deportista.

  • Masaje de descarga: es perfecto para personas que hayan experimentado una carga muy elevada de trabajo o bien que preparan una competición dentro de un corto período de tiempo. Ayuda a eliminar el estado de hipertonía muscular, normaliza los procesos bioeléctricos y previene lesiones como las fracturas por estrés o las tendinitis.
  • Masaje de pre: busca un aumento del flujo de sangre consiguiendo que los tejidos se calienten y el sistema musculo esquelético esté preparado para actuar al máximo de sus posibilidades.
  • Masaje durante: será utilizado para solucionar pequeños problemas o molestias que puedan aparecer durante la práctica de la actividad física. Acostumbra a ser un masaje muy focalizado a tratar el punto donde ha aparecido la molestia.
  • Masaje post: este masaje debe ser realizado inmediatamente o como máximo 2 horas después de terminar la actividad física. Permitirá reducir al máximo el tiempo de recuperación de la incapacidad muscular. También disminuirá el cansancio, pesadez y posibles dolores musculares del deportista.

Cualquier persona que practique deporte con regularidad, y más si se trata de una actividad que implique un alto nivel, es importante que acuda a un fisioterapeuta deportivo para que valore todo su estado físico de forma completa y así poder mejorar su salud hoy y para el futuro.

 



Compartir este artículo:
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Sé el primero en recibir información sobre concursos, ofertas, novedades y sorteos.
Además recibe un póster sobre el intrusismo en la fisioterapia.